Nos encontramos en un rincón único de nuestra isla, conocido como “la pequeña Venecia”, hemos
logrado que nuestro espacio sea atractivo, familiar y a la vez romántico. En nuestra carta culmina la
sencillez y la transparencia, predominan pescados frescos, frutos del mar y por supuesto excelentes
productos autóctonos. Una cocina fusionada con una presentación original.
Hacemos cocina del producto, donde sobresale el sabor y la calidad, dejando huellas por lo destacado de
su aroma y gusto. Nuestros sentidos se acentúan ante semejante espectáculo. Pretendemos que esos
estímulos creen recuerdos de esas sensaciones y sean capaces de diferenciarnos y crear un sello único
entre el resto de la oferta gastronómica del lugar.

Ir arriba